Misión

 

Descargar

¿QUÉ ES E-TECH INTERNACIONAL?

E-Tech International es una pequeña organización sin fines de lucro con designación estadounidense 501 c 3 con sede en Santa Fe, Nuevo México. Contamos con un personal de científicos e ingenieros profesionales y comprometidos. Desde 2003, hemos trabajado en varios países para apoyar a comunidades, muchas de ellas indígenas, que requieren asistencia técnica ambiental para abordar los impactos ambientales (a menudo, la contaminación de la tierra, el aire y el agua) de las industrias extractivas a gran escala. A nivel local, este tipo de proyectos generan conflictos violentos con y dentro de las comunidades circundantes y, cuando es posible, intentamos contribuir a aliviar esas tensiones. Nuestro trabajo también aborda el cambio climático en el sentido de que las industrias extractivas representan casi la mitad de las emisiones globales de carbono según el Informe de recursos mundiales del UNEP del 2019.

E-Tech trabaja estrechamente en nombre de las comunidades y en colaboración con los gobiernos locales, regionales y nacionales, consultores, la industria y la sociedad civil, así como con las federaciones indígenas. Solo entramos en un área por invitación explícita. Nuestras fuentes de financiamiento generalmente han sido fundaciones públicas y privadas (por ejemplo, MacArthur, Full Circle, Swift, Lush cosmetics, Wick Newspapers), donaciones individuales, contribuciones de la sociedad civil y honorarios de consultores de contratos gubernamentales en Perú. Al solicitar fondos en nombre de las comunidades, buscamos mantener la transparencia para promover su confianza. Durante los proyectos, regularmente involucramos a las partes interesadas de la comunidad para evaluar las estrategias, el progreso y las necesidades continuas.

Nuestro mayor compromiso está en Loreto, Perú. Allí representamos técnicamente a cuatro federaciones indígenas (6 grupos cultural-lingüísticos en 101 comunidades) en la implementación de un mandato indígena del gobierno nacional de 2016 para limpiar cientos (quizás 2000) de sitios contaminados dentro de 2500 millas cuadradas en las cabeceras del río Amazonas. Las comunidades en las que trabajamos son a menudo remotas y antes de la presencia de actividades extractivas eran autosuficientes. Una vez que la tierra y el agua están contaminados, los residentes consideran, con mucha razón, que también lo están sus alimentos, sus fuentes de agua doméstica, sus plantas medicinales, incluso los espíritus de sus antepasados. Junto con la destrucción del medio ambiente, también hay una constante lucha contra el colapso de la cultura y la ciencia indígena que mantiene unidas a las comunidades.

Nuestro enfoque es aplicar la mejor ciencia posible para comprender los problemas ambientales y desafiar la versión de los impactos presentados por la industria que muchas veces carecen de rigor científico o credibilidad social. Un componente importante de nuestro enfoque es combinar el conocimiento ecológico tradicional / comprensión indígena del medio ambiente con la ciencia occidental. Capacitamos y equipamos a los monitores ambientales comunitarios para que utilicen indicadores occidentales y tradicionales de impactos adversos en el medio ambiente y la salud humana para documentar los efectos de las actividades extractivas. Como resultado de esta capacitación, los monitores también están preparados para asumir un trabajo ambiental calificado para participar en la rehabilitación de sus propias tierras y aguas. Este aspecto de la ciencia ciudadana contribuye a devolver el poder a la comunidad.

Además, abogamos, en nombre de y con las comunidades, a las autoridades apropiadas para que inicien los estudios adecuados (por ejemplo, evaluaciones de riesgos ambientales / humanos, estudios epidemiológicos) e insistimos en que los miembros de la comunidad participen en la realización de estos estudios. En última instancia, creemos que la salud ambiental y cultural se puede restaurar parcialmente en estas áreas dañadas si los propios residentes son parte integral del proceso de toma de decisiones y reciben capacitación y compensación económica.

En 2021-22, E-Tech formó un consorcio peruano con el consultor ambiental Conciencia Ambiental (COAM) para implementar un objetivo planteado desde hace mucho tiempo ahora financiado por el gobierno peruano como respuesta a las federaciones indígenas y su plataforma política Puinamudt. En este proyecto del consorcio, desarrollaremos una hoja de ruta para que las federaciones reciban capacitación para administrar empresas comunales para remediar la contaminación por petróleo en su propio territorio. Neither remediation nor PROFONANPE training monies guarantee success but they are precedent setting, extremely important and exciting.

A diferencia de otras organizaciones sin fines de lucro “ambientales”, filosóficamente E-Tech es una combinación del Cuerpo de Paz de EE.UU., Ingenieros sin Fronteras, Tecno-chamanes (como nos llamó un socio local) y escuela de capacitación. Cuando nos ocupamos de un problema, nos mantenemos involucrados a largo plazo. Nuestra misión es nivelar el campo de juego de la ciencia y la tecnología para los pueblos marginados que experimentan explotación por proyectos extractivos, hacer que la ciencia y la tecnología sean transparentes / accesibles y empoderar a las comunidades haciendo hincapié en el resurgimiento de su conocimiento indígena.

De manera predeterminada, también preservamos la tierra, aumentamos la biodiversidad, apoyamos la igualdad de género, reducimos la deforestación, mitigamos el cambio climático y cualquier cantidad de metas valiosas mediante el fortalecimiento de aquellos pueblos que han hecho estas cosas durante miles de años. La intersección de la descontaminación, la restauración y protección de las fuentes alimentarias y el resurgimiento cultural es intrínseca a nuestro trabajo. Cada uno de estos temas no se puede abordar de manera significativa sin el otro. Por eso somos muy flexibles y adaptables. Es tan probable que pasemos ocho horas en una asamblea comunitaria interpretando la presentación del plan de remediación de un consultor como enseñando a los monitores cómo realizar una necropsia de peces, escribiendo críticas públicas de hallazgos científicos inexactos o participando en celebraciones culturales tradicionales. Las personas de las comunidades en las que trabajamos saben que estamos a su disposición en todo momento. Es importante destacar que, para los financiadores, los gastos generales para ejecutar nuestra operación son impresionantemente bajos y logramos mucho con poco. Si no continuamos con nuestro trabajo a largo plazo, la consecuencia es que cuando se implemente una remediación futura, los monitores no se incluirán por no comprender la jerga técnica que siempre está cambiando o no estar preparados para evaluar el resultado de la remediación. Esto conduciría a más conflictos sociales y paros laborales de remediación. Las negociaciones sobre los aspectos técnicos de la limpieza del impacto del petróleo y la aplicación de las regulaciones serían difíciles y los indígenas perderían su voz en estas discusiones. Si no continuamos con nuestro trabajo y la remediación se demora varios años o nunca ocurre, eso significaría que los contaminantes, tanto reales como percibidos, permanecerían en el entorno de las personas y afectarían los alimentos, el agua, y las plantas medicinales. En tal escenario, se necesita E-Tech para implementar soluciones de remediación de baja tecnología basadas en la comunidad y para apoyar a las comunidades a comprender sus riesgos a la salud en áreas específicas impactadas. Sin tales intervenciones, la gente seguirá sufriendo problemas de salud y nutrición relacionados con la exposición a los contaminantes del petróleo. Proyectos más pequeños se encuentran en Ecuador, donde servimos como profesores invitados de geología e ingeniería petrolera en el Instituto Politécnico Nacional del estado y como representantes técnicos de la CONAIE, una federación indígena, para abordar los impactos de la minería china a gran escala, en particular, las posibles amenazas ambientales debido a un diseño deficiente de presas de relaves, así como presas hidroeléctricas chinas. Dentro de la Cordillera del Cóndor apoyamos proyectos de preservación agrícola y cultural de las mujeres indígenas Shuar. En México, estamos ayudando en la protección de las cuencas hidrográficas aguas abajo de la mina Cananea de Grupo México; el segundo depósito de cobre más grande del mundo. En 2021 hicimos un análisis preliminar de cómo se desarrollarían las minas de litio en México dentro del territorio de jaguares. También desempeñamos un papel de asesoramiento sobre cómo abordar el desarrollo petrolero en Albertine Rift, África en nombre de la sociedad civil y el gobierno local y lo hacemos sin financiamiento. Además, actualmente estamos evaluando los impactos de la minería de diamantes en nombre de ONG belgas y grupos comunitarios en el DCR (Congo) y brindando apoyo a una ONG alemana “Leave it in the Ground” que busca encontrar medios alternativos para evitar que se exploten los combustibles fósiles. En 2020, E-Tech proporcionó fondos sustanciales de asistencia comunitaria COVID en Perú y Ecuador con una red de organizaciones locales.

Pandemias, seguridad alimentaria, y conservación: La seguridad alimentaria es una prioridad en gran parte no financiada de E-Tech mientras miramos hacia un futuro donde la preservación y conservación territorial controlada por indígenas protege la autonomía de poblaciones marginadas. Las áreas en las que trabajamos han estado, o están en gran peligro de ser severamente dañadas por químicos tóxicos y cambios en el uso de la tierra. Estas tierras deben ser sanadas antes de que ya no puedan sustentar la vida. En las 4 cuencas hidrográficas de Loreto, Perú, las poblaciones son tradicionalmente pescadores, cazadores y recolectores con pequeñas chacras (huertas) familiares, pero el paisaje está tan alterado que la pesca tradicional y el hábitat de los animales han desaparecido, y la industria petrolera ha contaminado la tierra de manera tan severa que en muchas áreas las plantas ya no crecen (o solo crecen aquellas que absorben la contaminación). La carne de animales silvestres y el pescado en zonas contaminadas tampoco son aptos para consumir o vender en el mercado (demostrado por necropsias de peces de monitores indígenas que utilizan tanto índices occidentales y el conocimiento local de cómo se ve un pez sano). En algunos casos, el simple temor de que la tierra y el agua estén envenenadas ha cambiado las dietas de frutas recolectadas tradicionalmente y yuca cultivada a alternativas compradas en tiendas, como el atún enlatado y la pasta. Hasta que estos territorios sean rehabilitados – restaurados en algún sentido – y remediados según los estándares de las comunidades, su seguridad alimentaria y nutricional en estas tierras y aguas continuará deteriorándose. El precio de las industrias extractivas en general y del crudo en este caso es la autonomía indígena.

E-Tech Policies

es_ES